Factura Comercial

Debido a la constante modernización tributaria en Chile cada vez son más eficientes y modernos los diversos métodos fiscales utilizados para garantizar los trámites, tanto para el exportador como para el importador. Por tal razón, una de las herramientas más sobresaliente la constituye la Factura Comercial o Factura de Exportación Electrónica, la cual, garantiza la reducción en gran medida de la evasión fiscal por parte de las empresas.

A continuación, te explicaremos todo lo relacionado con las Facturas Comerciales en Chile, abarcado desde su definición hasta sus aspectos más resaltantes.

¿Qué es la Factura Comercial en Chile?

La Factura Comercial o Factura de Exportación Electrónica es un documento legal emitido por el vendedor (exportador) al comprador (importador) durante la transacción internacional y funciona como una prueba de la venta entre comprador y vendedor. Además, constituye un documento contable que se utiliza como base para aplicar los derechos arancelarios al paso de las mercancías por las aduanas.

Es decir, mediante un original de la factura, el importador declara ante la autoridad fiscal de su país, es decir:

  • El importe que debe abonar.
  • A quién lo abona.
  • Forma de pago que se ha  concertado.

Cabe destacar que, para el exportador supone la prueba documental de las ventas que ha  realizado a mercados exteriores. Constituyendo así un comprobante de la transacción realizada internacionalmente, manteniendo además una transparencia legal de dicho proceso.

¿Quién emite la Factura Comercial?

Como se mencionó anteriormente la Factura Comercial es emitida por el exportador o vendedor mediante la plataforma virtual del Servicio de Impuestos Internos (SII), una vez confirmada la operación de venta, (previo envío de la factura proforma) para que el comprador pague el importe de los productos y servicios que se suministran.

Cabe destacar que, todas estas acciones están contempladas bajo la normativa del Sistema Aduanero de Chile.

Aspectos generales de la Factura Comercial en el comercio internacional

Si bien son conocidos los diversos y variados beneficios del comercio exterior también es necesario tener presentes las diferentes barreras que existen cuando se realizan operaciones intracomunitarias o con otros países.

Por lo tanto, se debe de tener en cuenta que en las operaciones de comercio internacional la Factura Comercial o Factura de Exportación Electrónica debe ser conforme también con lo estipulado en la normativa en el país de destino. Por ejemplo, el contenido de la propia Factura Comercial puede cambiar o puede haber requisitos específicos, como por ejemplo, el idioma de la misma o las diferentes obligaciones de las partes.

Sin embargo, casi no se presenta ningún tipo de problema con este tipo de trámites al tratar con países de la Unión Europea (UE), ya que existe una homogeneización de las Facturas Comerciales. Por tanto, en el caso específico de Chile, se cuenta como representante de promoción internacional Pro Chile, el cual dispone de su impresionante plataforma web, disponible a través del siguiente link.

¿Qué datos debe incluir una Factura Comercial?

A continuación, te mencionaremos los elementos más generales (ya sea por vía marítima o aérea) que debe incluir una Factura Comercial, estos son:

  • Referencia al pedido o factura pro forma.
  • Fecha, nombres y direcciones comerciales de comprador y vendedor.
  • Denominación precisa, cantidad de la mercancía y precio.
  • Datos necesarios para la determinación de la base imponible del Impuesto.
  • El tipo impositivo o tipos impositivos.
  • Precio unitario y total de la mercancía en la divisa pactada.
  • Forma y condiciones de pago.
  • Número de identificación fiscal.

Algunas, empresas chilenas también consideran conveniente incluir cierta información adicional a la indicada anteriormente, como por ejemplo:

  • Forma y plazo de pago.
  • Especificar el origen de las mercancías.
  • Medio de transporte pactado (marítimo o aéreo).
  • Códigos arancelarios.
  • Cláusulas de dominio.

Recuerda que, en ciertos casos la Factura Comercial debe imprimirse, firmarse y sellarse en papel con membrete de la empresa exportadora. Además, será necesario emitir tantos ejemplares como sean necesarios para cada uno de los trámites requeridos (aduanas, bancos, entre otros) según lo estipule la normativa de aduanas del gobierno de Chile.

Requisitos para emitir la Factura Comercial o Factura de Exportación Electrónica

Para emitir este tipo de documento tributario, es importante que la empresa cuente con los siguientes requisitos:

  • El representante legal de la empresa no debe encontrarse procesado ni sancionado por delito tributario.
  • Ni los firmantes autorizados ni el representante legal de la empresa pueden tener situaciones pendientes con el Servicio de Impuestos Internos (SII).

  • Haber dado inicio a las actividades en regla de tu empresa con verificación positiva.
  • Contar con la calidad de contribuyente de IVA.

Así, el exportador que deba emitir una Factura Comercial o Factura de Exportación Electrónica, también tendrá que estar autorizado por el Servicio de Impuestos Internos (SII) para ser emisor electrónico. Por tanto, deberá contar con el Certificado Digital correspondiente.

Adicionalmente a esto, vale destacar que dentro de los diferentes software que podrían agilizar esta gestión, algunos realizan el trámite para que obtengas tu certificado digital e incluso, en ocasiones viene incluido en el plan que contratas, con durabilidad de un año completo.

Beneficios que otorgan las Facturas Comerciales o Facturas de Exportación Electrónica en Chile

A continuación, te nombraremos los principales beneficios que otorgan las Facturas Comerciales o Facturas de Exportación a una empresa según el servicio de aduana en Chile. Estos son:

  • Permite la diferenciación como ventaja competitiva. Además, otorga valor a la marca del exportador chileno que utiliza factura de exportación electrónica.
  • Incorpora elementos que permitirán satisfacer la necesidad de “trazabilidad documentaria” (antecedentes del origen, distribución y entrega) de los productos que se exportan y que en la actualidad se requiere en los mercados internacionales.
  • Permite al cliente extranjero consultar el documento en la administración tributaria chilena. Esto le otorga respaldo al ser generado de acuerdo a las normas y leyes de Chile e internacionales.

  • Permitirá la agilización del ingreso de mercaderías a la zona primaria, a la vez que estandariza la comunicación entre sus implicados, los cuales son:
  • Los agentes que intervienen en el proceso de exportación.
  • El agente de aduanas.
  • El organismo que certifica el origen de la exportación.
  • Servicio Agrícola y Ganadero.
  • El Servicio de Impuestos Internos (SII).
  • El Servicio Nacional de Aduanas.
  • El cliente en el exterior.
  • Por lo tanto, el poder recibir el documento tributario electrónico también evita el riesgo de pérdida del documento cuando la factura en papel se envía junto al embarque.
  • Posibilita que los organismos que certifican el origen de las exportaciones (Sofofa, Cochilco, entre otras) reduzcan los plazos para otorgarlo. De tal forma que gracias a la Factura Comercial o Factura de Exportación electrónica,  podrán realizar el trámite online.

¿Es lo mismo una Factura Electrónica que una Factura Comercial o Factura de Exportación Electrónica?

La respuesta es no. Pues si bien en ambos casos son documentos tributarios electrónicos que reemplazan a un documento en papel y se basan en la Res. Ex. SII N° 45, de 2003,  ambos son documentos que presentan distinta naturaleza frente al IVA. Además, constan de diferentes validaciones de esquema, por lo tanto:

  • La Factura Comercial o Factura de Exportación Electrónica permite ingresar montos en moneda extranjera. Mientras que la Factura Electrónica permite ingresar montos solo en la moneda nacional de Chile (pesos chilenos).
  • La Factura Comercial a diferencia de la electrónica permite identificar:
    • El medio de transporte.

    • La compañía transportista.
    • El puerto de embarque y desembarque.
    • La modalidad de venta.
    • La cláusula de compraventa.
    • El valor de la exportación según cláusula de venta.
    • El valor de flete y la identificación de bultos.
  • Como empresa si exportas tu mercancía al exterior, podrás implementar y realizar  tus ventas al exterior mediante el uso de tus Facturas Comerciales o Facturas de Exportación Electrónica. Mientras que si realizas ventas internas podrás utilizar tus Facturas Electrónicas.

Riesgos de no rellenar la Factura Comercial correctamente

Rellenar con exactitud la Factura Comercial o Factura de Exportación Electrónica constituye un requerimiento legal. En caso contrario, podrían producirse complicaciones con los trámites que implican dicho comercio, como por ejemplo retrasos y costos extras.

Además, dado que la factura comercial también se utiliza para declarar el valor de la mercancía ante las aduanas, cualquier error en la información podría conducir a una estimación incorrecta de los impuestos y aranceles a pagar incurriendo en implicaciones legales que dicha situación conlleve.

Finalmente, esperamos que toda esta información relacionada con las Facturas Comerciales en Chile, abarcando desde su definición hasta sus aspectos más resaltantes, te sean de gran ayuda. Además, si te ha gustado este artículo te recomendamos ingresar al siguiente link donde encontrarás información variada de tu posible interés.

FacturaoBoleta

Hola! Mi nombre es Clara, del 88, una de las mejores épocas. Actualmente soy redactora en FacturaOBoleta, pero también soy una apasionada de la fotografía, los viajes y la naturaleza. Tienes dudas ¿Hablamos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.